Egipto tiempo de la creación

thothd1

 

            Atum el espíritu divino Flotaba en las aguas del Num, según  esos antiguos textos habría llegado un momento en que Atum tomo conciencia de sí mismo y deseo dar vida a todo lo que existe.

Fue en ese instante cuando la creación dio comienzo. Se hizo la luz. Nació el sol. Se produjo el paso de la no existencia a la existencia. Habría  de ser luego RE (el sol), en cuanto emanación de Atum, quién propagaría  la creación utilizando tanto la palabra  como la fuerza inmensa de los signos escritos, trabajo en el que sería auxiliado por THOT, dios del conocimiento y de la escritura.

 

De algún modo, en las creencias Egipcias, el Num (las aguas primordiales) venían a significar el momento de la no existencia, en tanto que la existencia, es decir el inicio de la creación se habría producido cuando Atum tomo conciencia de si mismo.

Ese primer momento de creación, el paso de la no existencia a la existencia, el paso del caos inicial al orden de la creación, es lo que los textos egipcios denominan “Tiempo Primero”, en el que Atum habría  establecido los dos grandes principios por los cuales la creación y todo lo creado habrían de regirse desde entonces.

 

Estos dos principios de la creación   fueron conocidos como MAAT y HEKA, habría

De ser personificados en divinidades  que se distinguen por ser previas  al resto de los dioses que el Demiurgo, Atum-re, habría de crear.

Maat y Heka, ideas que regían todo lo creado, ocupaban de ese modo un lugar intermedio entre el creador y la multitud de divinidades.

 

Maat, de un lado personificaría el orden y la armonía que impregnaba la creación; todo lo creado debe adaptarse a Maat, es decir a la idea de orden que el creador puso en la creación. Justicia Corazón Amor

 

Heka, hace referencia al inmenso poder mágico que Atum-Re posee, ese poder permite que día tras día la creación se vaya renovando. Creación emanada de Atum

 

 

Se hace referencia al Disco Solar que debido a este tiempo negativo en que la justicia ha sido derrotada, la maldad impera y los templos han sido abandonados. El disco Solar se velará  y no brillara más de manera que los hombres puedan verlo, no se podrá vivir, pues las nubes lo recubrirán. Y los hombres estarán como estupefactos por el hecho de su ausencia.

 

Cada uno tendrá más pensamientos para si mismos esto es el Ego.

La vía del corazón el hombre justificado, el hombre justo de voz, el hombre que haya actuado de manera justa conforme a Maat.

El Poder de Heka, concebida como un a inmensa fuerza creadora, fue considerada hija de Re, la emanación de Atum. El dios sol cuyos rayos transmiten vida y energía a todo lo creado. Heka representa el círculo mágico que une Atum  a todo lo creado es decir con todo lo que él decidió que existiera. Heka seria el poder creador divino que sostiene e impregna todo lo que existe en el mundo.

El Faraón, investido de Heka por el Creador debía utilizar esa energía para a través de unos rituales determinados mantener la creación tal y como había sido establecido en el “Tiempo Primero”.

 

El sacerdote-mago poseía conocimientos profundos de lo que era Heka. Conocía como se ponía en marcha ese poder mágico y cuando activaba lo hacía de un modo que era conforme a Maat.

Así el sacerdote Egipcio cuando actuaba lo estaba haciendo del mismo modo que lo había hecho Atum en el momento de la creación  y su poder por tanto resultaba inmenso.

 

 

 

Fuente: Revista de Arqueología del siglo XXI, Numero 309

Artículo Heka y Maat Los Egipcios y la Creación, PG. 25.

Ildefonso Robledo Casanova

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s