El Rey Pescador, parte I

El Rey Pescador aparece en el relato de “Perceval” o el cuento del Grial de  Chrétien de Troyes, una narración que introduce el mítico cuento del Rey Arturo, los caballeros de la Mesa Redonda  y el Santo Grial. en ella el caballero Perceval acude al Castillo del Grial donde habita el Rey Pescador que se encuentra enfermo y es el custodio del Santo Grial.

perceval

En la dinastía Merovingía se dice que  Meroveo fue el primer Rey Pescador. Meroveo, rey de los francos Salios fue quien dio nombre a la dinastía,  reino del 448 al 457 d. C., su nombre significa “nacido del mar”, según una leyenda Meroveo  fue mitad humano y mitad divino, descendiente del Neptuno, Rey del Mar quien adopto la forma del Quinotauro para unirse a la princesa Basita  de los Turingios.

La dinastía de los  Merovingios tendría su origen en la tribu de los Sicambros francos  que según “La Crónica de Fredegario”del siglo VII, redactada por un importante cronista franco,  habría sido fundada por Francio descendiente de Noé y de quien deriva el nombre de Francia, esta tribu procedía de la antigua Troya.  En territorio francés fundaron la ciudad de Troyes y la de París, esta última tomando el nombre del príncipe París hijo de Priano. En el 338 d C. los francos sicambros habitaban el norte del Rhin invadieron los territorios de la Galia francesa y actual Bélgica, su emblema era la Flor de Lis.(1)

Flor de lis

Se sabe que los reyes merovingios eran reyes sacerdotes que se hicieron conocidos como la “Gente del Oso”  asociados a la diosa Danu  que representaba a la Madre Tierra,  deidad de sus ancestros, estos reyes sacerdotes considerados semi-dioses en sus pueblos, se creía que tenían poderes que les permitía ser mediadores entre lo divino y lo humano, capaces de comunicarse con la naturaleza, poseían  grandes conocimientos de teología, astronomía y medicina, les  Caracterizaba su  larga cabellera donde se creía que recidía sus poderes tal como los de Sansón de los hebreos.  Existe una gran similitud con las funciones ejercidas por los druidas celtas.

Un dato interesante,  Troyes fue la ciudad elegida para celebrar el  “Concilio de Troyes”  convocado por San Bernardo de Claraval donde se reconocio oficialmente la Orden del Temple  y se le dio plenos poderes para que realizaran su obra a los caballeros templarios tanto en Europa como en Tierra Santa, esto ocurrió el 13 de enero de 1129, después del regreso de su primer viaje a Jerusalén donde habían permanecido 10 años.

 

(1) enlace de la pagina El Tridente de Poseidon  de este mismo blog  https://losenigmasdelasculturas.wordpress.com/el-tridente-de-poseidon/