Dios Walac “el ojo que avizora en la lejanía”

Tallan
 

Los Tallanes, dios Walac, Piura- Perú

Tumbes, Piura y el norte de Lambayeque  en el Perú  fue habitados por los tallanes, ellos provenían  de tribu Jívara  de la provincia de Ayabaca al norte del Rió Marañón que eran gentes de tez blanca y guerreros que habían llegado por  la selva desde centro América, con el tiempo se asentaron en el Alto Chira , dedicándose a la agricultura, a ellos se unieron a otros pueblos que llegaron por mar y otras gentes de la sierra ecuatoriana y  de la selva,  así entre el 700 y 900 D.C. se formo el pueblo Tallan

***

El historiador Jacobo Cruz Villegas en su libro Catac Ccaos  explica la leyenda del primer hombre Tallan  que se llamo Mec Non que su prole no bajo del ande sino que salio del  Cerró Tunal al norte de la provincia de Talara  viviendo al principio en el valle del rió Lengash (Rio Piura) y se ubico en el hoy caserío de Paredones, más tarde aparecería  Ñari Walac co- fundador con Mec Non de Narihuala.

Las Capullanas eran mujeres que asumían el poder como los curacas (1)

Narihuala
Narihuala Fortaleza – Templo

El dios Walac  que significa “el ojo que avizora en la lejanía ” en idioma Tallan o Sec  es una leyenda no muy conocida, que relatada  en tiempos muy remotos se aparecía en el cielo de Piura, un fenómeno luminoso al caer la tarde,  para los antiguos piuranos el fenómeno era muy significativo,

asi lo relata Jacobo Cruz Villegas “Jacobo Cruz relata una leyenda no muy conocida, según la cual en tiempos muy remotos se aparecía en el cielo de Piura, un fenómeno luminoso al caer la tarde y que duraba toda la noche. Esto que bien podía ser un cometa, en realidad no lo era por que se repitió casi seguido por varios años considerando tal aparición con las buenas cosechas. Para los antiguos piuranos era como un ojo, que puesto en el cielo, lo veía todo. De ahí que los indios lo divinizaron y levantaron el tem­plo para rendirle culto, mandando a construir un ídolo de oro puro del tamaño de un hombre, que en sus manos sostenía un hato herbáceo que simbolizaba el maíz, del que pendían choclos robustos. Sigue diciendo Jacobo Cruz, que la cara era plana con pómulos salientes, y con un sólo ojo dentro de un triangulo, de cuyos bordes se veían como saliendo pequeños rayos a manera de pestañas. Junto al ídolo grande se encontraba otros idolillos de madera de charán, que significaban ofrendas de diversas comarcas o valles que se tributaban al dios por los agradecimientos fieles, por los favores recibidos, como las buenas cosechas. Eran como los ex-votos que ahora se acostumbra hacer con milagrosas imágenes en nuestro departamento.”

La fortaleza- templo de Narihuala erigieron un templo en honor a Walac, y a ella iban en peregrinación.

***

 .. relata una leyenda no muy conocida, según la cual en tiempos muy remotos se aparecía en el cielo de Piura, un fenómeno luminoso al caer la tarde y que duraba toda la noche. Esto que bien podía ser un cometa, en realidad no lo era por que se repitió casi seguido por varios años considerando tal aparición con las buenas cosechas. Para los antiguos piuranos era como un ojo, que puesto en el cielo, lo veía todo.” es un aporte del historiados J. Cruz Villegas que recogido en el libro Breve Historia de Piura , Tiempos Pre-hispánicos, de Reynaldo Moya Espinosa.

 ^^^^

Fortaleza Inca de Aypate- Ayabaca – Piura

Fortaleza de Aypate-Ayabaca

Foto fuente: www.folkloredepiura.blogspot.com

 

 

Anuncios

1 comentario en “Dios Walac “el ojo que avizora en la lejanía””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s